Reseña: Bad Boys For Life | PIXELZILLA
Cultura Pop
No Comments

Reseña: Bad Boys For Life

Después de 17 años de la secuela a la original, Bad Boys For Life, la tercera iteración de la la franquicia de acción policíaca llega por fin a los cines de todo nuestro país.

Una vez más tenemos a Will Smith retomando el papel del Detective Mike Lowrey y a Martin Lawrence, como su compañero Marcus Burnett, aunque esta vez no tenemos al maestro del caos y la exageración detrás de cámaras, Michael Bay, Bad Boys for Life es dirigida por los virtualmente desconocidos Adil El Arbi, Bilall Fallah para este último viaje de la pareja de policías de Miami.

Bad Boys for Life nos presenta una película de acción que se sostiene en el carisma y el sentido del humor de sus protagonistas, como ya nos acostumbraron desde las anteriores películas. Nos centramos en la vida adulta de ambos detectives, viviendo a través de sus ojos y experiencias lo que significa envejecer y sentirse relegado de lo que has hecho toda tu vida, además, de la importancia de la familia en los objetivos personales para ambos personajes.

Will Smith es el policía intempestivo de siempre, con la cabeza ligera, no dudará en lanzarse al fuego por venganza, mientras que Marcus Burnett de Martin Lawrence comienza a pensar en retirarse para disfrutar de su vejez con su familia, pues, al inicio de la película, lo vemos convertirse en abuelo, lo cual le da una nueva perspectiva en la vida llena de peligros que hasta ahora ha llevado. Al mismo tiempo, vemos como un asesino perteneciente a un cartel mexicano busca vengarse de Mike Lowrey en un intento por arrebatarle la vida, pues es este mismo quién hace 26 años fue pieza fundamental para la eliminación de la cabeza del cartel.

Ahora , en la venganza, tenemos a Kate del Castillo (sorpresa, sorpresa) como la matriarca de este cartel, Isabel Aretas, una mujer que mueve los hilos desde la oscuridad ayudada por sus “habilidades” como bruja, siendo fiel creyente de la Santa Muerte porque, ya saben, México. A su vez, su hijo Armando Armas, es quien está ejecutando uno por uno a los culpables de la muerte de su “padre” y. cuando falla al tratar de eliminar a Lowrey, todo esto se complica, dándonos unos inesperados giros de la trama mientras nos movemos de un setpiece al siguiente.

En este espectro, aunque es imposible compararse con el espectáculo más grande que la vida que Michael Bay siempre monta de forma magistral, podemos encontrar una serie de entretenidas escenas de acción, empapadas de la vida nocturna de Miami y aderezadas con unos chistes por aquí y por allá, casi siempre, proporcionados por un extrañísimo Martin Lawrence. Lawrence se toma casi toda la mitad de la película en sentirse cómodo en su propio cuerpo (ahora visiblemente afectado por el paso del tiempo, y que, aún así, es evidente el esfuerzo que se intentó hacer por mantenerlo “igual” a como lo recordábamos), y tarda en darnos las actuaciones y los momentos cómicos que tanto recordábamos de él de las películas originales. Pero todo esto no se ve ensuciado. Las escenas de acción, aunque carecen del montaje brillante (casi digno de una obra de arte cinematográfica) que tienen las películas de la saga de Fast & Furious, nos mantienen entretenidos por toda la película y nos hacen recordar, de manera cariñosa, a esas películas de acción simples y sin pretensiones de los noventas.

Por su parte, Will Smith, desde el primer momento es la fuerza que comanda a este par, aunque ahora sentimos mucho menos la frescura de su juventud, sí podemos sentir cómo la experiencia y su propio crecimiento actoral se siente fuerte, en particular, en las escenas dramáticas que tiene su personaje, las cuales hacen que nos ayude a entender mejor y conectar un poco más con los conflictos emocionales que mueven la trama hacia los sorprendentes cambios narrativos cerca del tercer acto.

La mejor sorpresa de toda la película viene de un poco a provechado cast secundario. En particular, la actriz mexicana Paola Nuñez como Rita, quien es un poderoso contraste a la estrella de acción supermacho noventero de Smith, siendo ella una estratega confiable, una policía fuerte y determinada y que, además, es una persona que no oculta sus emociones, las cuales complementan su fortaleza física y su imponente figura como la líder del equipo. Complementando este equipo tenemos a Vanessa Hudgens, quien, aunque desaprovechada en un papel muy pequeño, hace lo suficiente para resaltar y Alexander Ludwig, a quien recordamos de la serie Vikings, también nos entrega un personaje interesante que rompe con los clichés regulares de las películas de acción de su tiempo.

Si bien, Bad Boys for Life no es una película para todos, mucho menos una que se pueda poner al tú por tú a joyas del mismo género como las de la franquicia Fast & Furious o, para no ir tan lejos, a las dos películas anteriores de la familia, es una película que bien podemos ir a ver un domingo y que podemos recomendar sin temor a nuestros papás que disfrutan de ver películas sencillas de acción en el Canal 5; una película que te acompaña mientras comes tus palomitas pero que te da un tercer arco mucho más interesante que el resto de la película que realmente justifica lo demás y hace que valga el precio del boleto.

Muchas gracias a Sony Pictures México por la invitación a la premiere.

Voltron Castellanos

Editor en Jefe en @pixelzila /Tanooki Kamikaze / In Absentia Luci, Tenebrae Vincunt / Domador de Erizos/ No soy Otaku/ Experto en Gengars
Voltron Castellanos
También te puede interesar:

Más contenido similar:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

Menu